miércoles, 30 de noviembre de 2016

Juegos de mesa para colegios, clases y aulas.

Muchos centros escolares se están sumando a la ola creciente de incluir los juegos de mesa como una herramienta educativa que despierta el interés y causa emoción entre los participantes. A la hora de empezar con una pequeña ludoteca o conjunto de herramientas lúdicas surgen dudas sobre por dónde empezar, procuraremos ayudaros con los juegos que mejor nos han funcionado en nuestra experiencia y la de los centros con los que colaboramos.

Con el tiempo iremos ordenando y ampliando esta lista de juegos con una reseña de cada uno, un vídeo con el tutorial de las reglas y otro vídeo con una partida de muestra, pasito a pasito, os dejamos lo que tenemos reunido hasta el momento:


Hombres lobo de Castronegro
A partir de 10 años, de 8 a 18 participantes. Menos de 30 minutos. Competitivo.

Ciudad Machi Koro
A partir de 7 años, de 2 a 5 participantes, menos de 45 minutos. Competitivo.

La isla prohibida
A partir de 7 años, de 2 a 4 participantes, menos de 30 minutos. Cooperativo.

El desierto prohibido
A partir de 10 años, de 2 a 5 participantes, menos de 45 minutos. Cooperativo.

Sushi Go
A partir de 8 años, de 2 a 5 participantes, menos de 20 minutos. Competitivo.

Catan Junior
A partir de 6 años, de 2 a 4 participantes, menos de 45 minutos. Competitivo.


Carcassonne Junior
Stone Age Junior. A partir de 5 años, de 2 a 4 participantes, 15 minutos. Competitivo.
Dino Race.
A partir de 6 años, de 2 a 4 participantes, 20 minutos. Competitivo.
Rescate.
A partir de 10 años, de 2 a 6 participantes, 45 minutos. Cooperativo.
Viento del Norte.
A partir de 10 años, de 2 a 4 participantes, 60 minutos. Competitivo.
Concept.
A partir de 10 años, de 4 a 12 participantes, 40 minutos. Competitivo. Se puede usar como herramienta a partir de 6 años.
Cocorico, cocorocó.
A partir de 4 años, de 2 a 4 participantes, 20 minutos. Competitivo.
La escalera encantada.
A partir de 4 años, de 2 a 4 participantes, 15 minutos. Competitivo.
Liebre y tortuga.
A partir de 8 años, de 2 a 6 participantes, 40 minutos. Competitivo.
Un imperio en 8 minutos
Ensalada de bichos.
A partir de 6 años, de 2 a 6 participantes, 20 minutos. Competitivo.
Fantasma Blitz.
A partir de 8 años, de 2 a 8 participantes, 20 minutos. Competitivo.
1,2,3 ahora me ves.
A partir de 6 años, de 2 a 8 participantes, 15 minutos. Competitivo.
El laberinto mágico.
A partir de 6 años, de 2 a 4 participantes, 30 minutos. Competitivo.
Código Secreto.
A partir de 12 años, de 2 a 8 participantes, 20 minutos. Competitivo por equipo. Se puede usar como herramienta antes.
Fauna.
A partir de 10 años, de 2 a 6 participantes, 45 minutos. Competitivo. Se puede usar como herramienta antes de los 10 años.
Terra
Genial.
A partir de 8 años, de 1 a 4 participantes, 40 minutos. Competitivo.
Dixit.
A partir de 8 años, de 3 a 6 participantes, 30 minutos. Competitivo.
Dixit Odyssey.
A partir de 8 años, de 3 a 12 participantes, 30 minutos. Competitivo.
Carcassonne.
A partir de 7 años, de 2 a 5 participantes, 40 minutos. Competitivo.
Ubongo.
A partir de 8 años, de 1 a 4 participantes, 30 minutos. Competitivo.
Cardline Marvel
Timeline (varios temas).
A partir de 8 años, de 2 a 8 participantes, 15 minutos. Competitivo.
Ikonikus.
A partir de 7 años, de 3 a 10 participantes, 20 minutos. Juego para trabajar emociones y empatía.
Pictomanía.
A partir de 9 años, de 3 a 6 participantes, 20 minutos. Competitivo.
Escuela de pingüinos.
A partir de 6 años, de 2 a 4 participantes, 30 minutos. Competitivo.
Potion explosion
Dobble.
A partir de 6 años, de 2 a 8 participantes, 15 minutos. Competitivo.
Dobble Kids.
A partir de 4 años, de 2 a 5 participantes, 10 minutos. Competitivo.
Córtex.
Varios modelos: Kids (a partir de 6 años), Normal (a partir de 8 años) y Geo (más difícil). De 2 a 6 participantes, 15 minutos. Competitivo.
4 en letras.
A partir de 5 años, de 1 a 16 participantes, 15 minutos. Competitivo.
Story cubes (varios modelos).
A partir de 6 años, 1 o más participantes, 10 minutos. Para trabajar la creatividad. Se puede usar como herramienta.
De mudanzas.
A partir de 10 años, de 3 a 6 participantes, 30 minutos. Competitivo.
Abracada que
Time´s Up.
Varios modelos: Kids a partir de 4 años (2 a 12 participantes, 20 minutos, cooperativo), Family a partir de 8 y Party a partir de 12. 4 a 12 participantes, 30-40 minutos, competitivo por equipos.
Speed Cups.
A partir de 6 años, de 2 a 4 participantes, 15 minutos. Competitivo.
Checkpoint Charlie.
A partir de 10 años, de 3 a 5 participantes, 30 minutos. Competitivo.
Baby Blues.
A partir de 8 años, de 2 a 4 participantes, 30 minutos. Competitivo.
Hanabi.
A partir de 8 años, de 2 a 5 participantes, 15 minutos. Cooperativo.
Diavolo.
A partir de 10 años, de 2 a 6 participantes, 15 minutos. Competitivo.
Galletas.
A partir de 5 años, de 2 a 5 participantes, 10 minutos. Competitivo.
Duplik.
A partir de 8 años, 3 o más participantes, 45 minutos. Competitivo.
Loony Quest.
A partir de 8 años, de 2 a 5 participantes, 20 minutos. Competitivo.
Takenoko.
A partir de 8 años, de 2 a 4 participantes, 45 minutos. Competitivo.
Wazabi.
A partir de 8 años, de 2 a 6 participantes, 20 minutos. Competitivo.
Coloretto.
A partir de 8 años, de 2 a 5 participantes, 30 minutos. Competitivo.
Dados Zombie.
A partir de 8 años, de 2 o más participantes, 20 minutos. Competitivo.
Dragones y gallinas.
A partir de 8 años, de 2 a 5 participantes, 20 minutos. Competitivo.
Tiburón.
A partir de 7 años, de 3 a 6 participantes, 20 minutos. Competitivo.

Si quieres recomendarnos alguno que eches en falta, añádelo en los comentarios!

miércoles, 5 de octubre de 2016

Tomorrowland, el mundo se puede arreglar


Con esta película estrenamos sección en BioAventura, películas que suman ganas de vivir. Así, iremos recomendando las películas que nos han marcado y nos han sumado alegría y grandes ideas para disfrutar más y mejor de la aventura de Vivir.


Tomorrowland, el mundo del mañana, es una película entretenida y divertida, de aventuras. Una película con la que pasar un buen rato y que nos deja un par de ideas muy potentes para reflexionar, la primera contenida en este clip, ¿qué hacemos para arreglarlo? ¿de qué modo nuestra aceptación del futuro afecta al mismo?

La película expone también la fábula de la pelea interna entre nuestros dos lobos, justo antes de este clip. ;)

Esta película nos recuerda también a la fábula de la niña que está en la playa tras una tormenta que ha dejado una enorme cantidad de estrellas de mar fuera del agua. La niña se afana en recoger las estrellas y devolverlas de nuevo al mar, mientras, las olas siguen dejando nuevas estrellas en la arena. El número de estrellas fuera del mar es tan alto que un adulto que la observa le dice "no tiene sentido que sigas, no merece la pena, no podrás salvarlas a todas, apenas estás haciendo alguna diferencia". La niña se para un segundo, y le responde "para las que sobrevivan será una gran diferencia, y habrá merecido la pena", dicho esto sigue con su tarea de recoger estrellas y devolverlas de nuevo al agua.

Conviene reflexionar sobre historias tan sencillas y tan potentes como estas. ¿Qué futuro y presente estamos aceptando? ¿Podemos marcar la diferencia por pequeña que sea?


Como en todo, nuestra actitud define nuestra vida ;)

Disfruta de la vida, suma tu parte! :)


miércoles, 15 de junio de 2016

Juegos de mesa y desarrollo personal

Ya tenemos fecha para nuestro primer taller de desarrollo personal mediante juegos de mesa modernos. Es el primero de una serie de 7 talleres donde descubriremos y conseguiremos las habilidades clave para disfrutar de la gran aventura de vivir... y todo esto jugando!


Será el próximo domingo 26 de Junio en nuestra tienda amiga Mordor Games. Será un taller totalmente práctico y divertido de dos horas de duración, empezaremos a las 11 de la mañana. El precio del taller es de 10€ para dos personas, como casi todo siempre es mejor en compañía, así pues queremos que vengas acompañado para poder disfrutarlo y compartirlo.

La inscripción será a través de este link (https://goo.gl/pK6WKm), se cierra el plazo de inscripción el sábado 25 de Junio a las 23.30h

Recuerda: el aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información. Ven y vívelo! ;)

sábado, 4 de junio de 2016

Mis juegos cooperativos favoritos hasta hoy

Con motivo del lanzamiento en castellano del juego cooperativo El gran libro de la locura, aprovecho y hago una pequeña reseña de mis juegos cooperativos favoritos hasta el momento.


El primer cooperativo que recuerdo jugar y que me impresionara es Hanabi, es un juego sencillo y barato, unos 10€. Actualmente creo que está agotado en distribuidora y pendiente de reimpresión, lo que ya nos da una pista de lo que puede gustarle a la gente. Os avisaremos cuando vuelva a estar de nuevo disponible.

El juego consiste en crear una secuencia ordenada de cartas en la mesa que representan una serie de explosiones de fuegos artificiales. Es una mecánica parecida al juego tradicional “cinquillo” pero sin ver nuestras cartas y sólo viendo las cartas de los demás a quienes les podemos dar unas pistas determinadas con un coste en fichas. Las fichas son escasas y se pueden gastar impidiendo que podamos dar nuevas pistas, la manera de recuperar fichas es descartar cartas o completar una serie.

Es un juego complicado de ganar, como todos los cooperativos buenos, requiere unas cuantas partidas para ir pillando el truco y saber cómo dar mejor las pistas. Como en todos los cooperativos es difícil no hacer trampas sin querer, se darán situaciones graciosas cuando nos traicione el lenguaje no verbal ;)

De 2 a 5 jugadores, a partir de 8 años, no dependiente del idioma y unos 20 minutos de partida.


El siguiente juego cooperativo que me gustó es Rescate. En este juego tomamos el papel de unos bomberos que entran en una casa a rescatar unas cuantas personas y controlar que el fuego no acabe devorando la vivienda, destrozando los cimientos y provocando el derrumbe del edificio.

Es un juego muy agradable estéticamente, el tablero y los componentes tienen un muy buen acabado y es sencillo de jugar con su modo de juego básico. Reconozco que aún no he jugado a la versión avanzada donde cada bombero tiene unas habilidades y supongo que le dará más profundidad al juego. En su modo básico es bastante entretenido y se puede ir complicando la dificultad al gusto. Tiene varias expansiones en inglés y los jugadores han ido creando nuevos edificios y reglas que comparten en la bsk o la bgg. En castellano hay editada la primera expansión que añade nuevos edificios con dos pisos, especialistas y nuevas materias inflamables.

De 2 a 6 jugadores, a partir de 10 años, dependencia del idioma en las reglas, 45 minutos de partida.


Al tiempo que conocí Rescate descubrí el juego Pandemia. Como bioquímico pintaba que me iba a gustar más Pandemia pues en este tenemos que descubrir la cura de cuatro enfermedades que están asolando el mundo antes de que causen una pandemia, lo cual pasa muy a menudo pues hay varias maneras de perder en este juego y sólo una de ganar. El juego básico me gusta un poco menos que el Rescate, Pandemia me parece más difícil de ganar y la partida suele mantener la tensión de perder en cualquier momento todo el rato. La cosa cambia con la expansión, pudiendo dejar de ser un juego cooperativo al incluir un jugador que es un bioterrorista que anda propagando las enfermedades, además de una quinta enfermedad, nuevos personajes y habilidades.

De 2 a 4 jugadores, a partir de 8 años, dependencia del idioma en las reglas, 30-90 minutos de partida.


Cuando Pandemia alcanza la categoría de mejor juego del momento es con su versión Pandemic Legacy, esto es una versión en la que tenemos que jugar una campaña de 12 partidas seguidas, en las que si perdemos una de ellas podemos repetirla una sola vez antes de continuar con la siguiente, lo cual nos permite jugar hasta 24 partidas si es que perdemos todas las partidas de cada nivel. A medida que vamos jugando el juego va cambiando, pues se van modificando las reglas, se van abriendo unas cajas y unas etiquetas con nuevas indicaciones, personajes, habilidades, eventos que suceden y modifican el mapa. Todo muy emocionante explicado en este vídeo

Actualmente estamos jugando la campaña, vamos por la cuarta partida y el juego es magnífico, totalmente justificado su primer puesto en el ranking de la bgg y que esté agotado en casi todas las tiendas. Y esto sólo es la primera temporada, tiene pinta de que sacarán una segunda temporada, lo cual parece bastante lógico después del éxito en críticas y ventas obtenido. Tanto la caja azul como la caja roja son supuestamente iguales en esta primera temporada, nosotros estamos jugando con la roja, si sé de alguien que juegue con la azul confirmaré el dato.

Agotado en distribuidora, reimpresión programada para mediados de Septiembre de 2016, en Mordor Games nos quedan ahora mismo dos cajas azules del Pandemic Legacy.

De 2 a 4 jugadores, a partir de 13 años, alta dependencia del idioma, 60 minutos por partida.


Y la última incorporación a mi lista de cooperativos favoritos y responsable de este post, El Gran libro de la Locura. En este juego tomamos el papel de unos incautos estudiantes de magia que abren el gran libro de la locura donde están encerrados varios monstruos que amenazan con acabar con nuestra cordura, lo cual es una de las condiciones de derrota del juego. Nuevamente un cooperativo en el que podemos ir aumentando la dificultad al gusto y en el que no es fácil ganar. Muy original para mi gusto, pues mezcla varias mecánicas interesantes y los turnos son siempre emocionantes, ya sea haciendo algo o preparándose para lo que nos viene. Tenéis aquí el videotutorial del juego.

De 2 a 5 jugadores, a partir de 12 años, dependencia del idioma importante, 60 minutos por partida.

Como siempre, podéis probar y comprar estos juegos en nuestra tienda amiga Mordor Games con al menos un 10% de descuento, y si no es así escribidnos y os mandamos un cupón descuento para ello ;)

Cualquier duda o consulta nos comentáis con total confianza, a disfrutarlos!

domingo, 29 de mayo de 2016

Primeros pasos en juegos de mesa modernos

Los juegos de mesa modernos son una fantástica herramienta para desarrollar múltiples competencias o habilidades sociales y personales, además de un excelente modo de simplemente divertirse ;) Antes de lanzarnos de cabeza a este magnífico universo por conocer, quizás te interese una pequeña introducción sobre todo lo que podemos encontrarnos allí y cómo orientarnos.

Los juegos de mesa pueden clasificarse de muchas maneras, por temáticas, por mecánicas, por tiempo de juego, por número de jugadores, por edad recomendada… y todo esto normalmente está indicado en la caja del juego, conviene echarle un vistazo para no llevarnos sorpresas después.


Aunque nos encante un determinado juego y nos parezca maravilloso, no todos los juegos valen para todos los grupos de jugadores. Hay personas que disfrutan más con un tipo de juegos que con otros, y además las personas van evolucionando sus gustos sobre juegos a medida que van jugando más partidas y más juegos.

Desde nuestro punto de vista podemos clasificar los juegos en los siguientes grupos compartiendo ciertas características comunes:


Juegos “Party”
Son los juegos tipo Tabú, Expression Express, Time´s Up, Buzz it!... Juegos para jugar en una fiesta o ambiente distendido, donde priman más las risas y la participación de bastantes jugadores (6-12) antes que unas reglas y componentes complejos y elaborados. Las partidas suelen durar poco tiempo, menos de una hora por partida aunque normalmente se echan varias seguidas. Las reglas son fáciles y rápidas de aprender, suelen ser juegos de tempo rápido y poca profundidad.


Juegos “Filler”
Incluimos en esta categoría a juegos como Ligretto, Fantasma Blitz, Dobble, Hanabi, Bar bestial… Son juegos también rápidos, de unos 20 minutos de partida. Reglas un poco más elaboradas y para menor número de jugadores que los party. No suelen requerir de un gran esfuerzo mental pero ya nos permiten desarrollar algunas estrategias y la tensión por querer ganar puede disminuir el volumen de risas aunque también son frecuentes.


Juegos “Familiares”
Juegos tipo Colonos de Catán, Carcassonne, Aventureros al tren, Fórmula D… Son juegos con reglas un poco más elaboradas que un filler y de duración más larga. Se pueden jugar entre 3 y 6 jugadores normalmente. Son juegos adecuados para iniciar en juegos y mecánicas más complejas. Muchos de estos juegos tienen expansiones que los complican y hacen más profundos. Son juegos en los que priman las estrategias y las decisiones, pueden surgir las risas, pero ya se va buscando el reto de ganar o puntuar alto más que la risa. Partidas de una hora de duración aproximadamente.


Juegos “euro” o “eurogames”
La barrera entre familiar y eurogame es siempre personal y depende de la complejidad de las reglas. La complejidad y dureza de estos juegos va desde Colonos de Catán, que se considera el “euro” divulgador, hasta Provincia Romana o Twilight Struggle. Hay “eurogames” de complejidad media baja como pueden ser La Villa, Alta tensión, Smallworld, King of New York; y luego los típicos El Grande, Russian Railroads, Puerto Rico, Agrícola, Tzolkin…

Son juegos complejos, donde las mecánicas y reglas tienen una profundidad variable, prima la estrategia y las mecánicas elaboradas. La diversión está en los retos intelectuales que se provocan los jugadores durante la partida. Explicar las reglas puede suponer media hora y requieren de un par de partidas para llegar a comprender y dominar las mecánicas y reglas. No suele ser buena idea iniciar a una persona en los juegos de mesa modernos con un “eurogame” pues la complejidad de las reglas puede abrumarles y hacerles rechazar este tipo de juegos en un primer periodo. De 2 a 4-6 jugadores, de 1 a 2 horas de partida.


Juegos “Ameritrash”
El ejemplo más conocido sería Risk, y luego Zombicide, Descent, Battlestar Galactica, Imperial Assault… Juegos con gran cantidad de cartas y/o dados, y muchas figuritas, mucho “plástico” en general. En estos juegos suele primar más la temática que unas mecánicas elaboradas. También suelen tener reglas extensas. Suelen tener un componente de azar elevado y una duración de partida de dos horas al menos.


Juegos “Wargames”
El otro gran grupo de juegos de mesa, básicamente de enfrentamiento de ejércitos. El más conocido podría ser Warhammer. Juegos de reglas muy extensas y detalladas, cada unidad puede tener sus propias reglas. Las partidas pueden durar días o jugarse campañas durante semanas o meses. Requieren de enormes mesas de juego y muchos componentes.


Hasta aquí nuestra clasificación particular de juegos. Luego a su vez pueden dividirse en subcategorías en función de las mecánicas o temáticas principales. Esperamos que os sea útil para unos primeros pasos en los juegos de mesa modernos y os ahorre errores o desilusiones ;)

Escribidnos en caso de duda y recordad que podéis probarlos y comprarlos con descuento en nuestra tienda amiga Mordor Games.

domingo, 17 de abril de 2016

Desarrollo personal con juegos de mesa

Nuestra calidad de vida depende de la calidad de nuestros pensamientos, y nuestra percepción y disfrute de la vida depende de nuestras creencias. Tanto nuestros pensamientos como nuestras creencias se deben en parte a nuestra educación, la cultura y sociedad en la que vivimos, nuestras vivencias pasadas y nuestras reflexiones sobre las mismas; esto quiere decir que se pueden cambiar y mejorar, que no son fijas e inmutables.

Podemos mejorar nuestra calidad de vida, nuestra percepción y disfrute de la misma cambiando y mejorando nuestros pensamientos y nuestras creencias. Que sea posible no significa que sea fácil, rápido o sencillo; como la mayoría de las cosas, requiere dedicación y tiempo hasta que se adaptan e instauran los cambios.


¿Cómo conseguirlo? ¿Qué hacer y cómo dedicar el tiempo necesario para ello? También como la mayoría de las cosas, es más fácil dedicar tiempo a algo que nos gusta y nos agrada antes que a cosas que nos aburren o desagradan. Por ello, nuestra propuesta es lograr estos cambios a través de actividades agradables y emocionantes, como por ejemplo en este caso, los juegos de mesa.

Los juegos, de todo tipo, son una de las primeras y principales maneras de aprendizaje en el ser humano y otros tantos animales. Los juegos nos permiten aprender experiencialmente, esto es por propia vivencia, no por oídas. Nos permiten experimentar en nuestra piel y por nosotros mismos, probar, acertar y errar sin miedo a una condena o reproche social, todos podemos equivocarnos jugando y no pasa nada grave, es sólo un juego. Las diferentes inteligencias y el desarrollo alcanzado en cada persona dependerá de la experiencia que haya tenido en cada campo, cuanta más experiencia y práctica en un determinado campo más maestría y soltura tendremos.


Por mucho que nos hayan informado o contado las cosas mil veces, nada es comparable a la propia experiencia. Es por ello que las diferentes recreaciones que vivimos en los juegos nos aportan mucho más que la simple lectura o escucha de casos y desarrollos. Los juegos son una poderosa herramienta educativa y un genial sistema para generar compromiso, pues ofrecen: un sistema de recompensas y reconocimiento, realimentación rápida, metas y reglas de juego claras, un entorno o una historia que confiere sentido a actividades repetitivas o aburridas y desafíos alcanzables, desglosados en pasos manejables. Estas características nos permiten dedicar con agrado e interés el tiempo necesario para generar ese cambio y mejora mental que queremos alcanzar.

Hay mucho que podemos aprender y obtener mediante la práctica consciente de juegos de mesa. Quizás uno de los aprendizajes más simples, tempranos y potentes sea: ¿Cuál es el objetivo del juego? Es una de las primeras respuestas que hay que comprender al empezar a jugar a cualquier juego, es lo que va a dar sentido a todo lo demás, el conjunto de reglas, acciones posibles y estrategias a adquirir. Algo tan obvio y claro en un juego de mesa, puede no estar tan claro en la mayoría de las vidas, ¿cuál es el objetivo de mi vida? Según sea la respuesta, así adoptaremos unas acciones u otras en función de la estrategia escogida para alcanzar ese objetivo.


¿Quieres aprender más? Pronto anunciaremos los talleres prácticos de juegos de mesa y desarrollo personal, para que esto no quede en palabras, sino en experiencia.

Si te gusta, síguenos en:


A disfrutar la Vida!! ;)


miércoles, 9 de marzo de 2016

Escalada y gestión del fracaso

El cerebro de un escalador presenta ciertas características adquiridas por la práctica de esta actividad, que resultan muy beneficiosas para el mejor manejo día a día en cualquier ámbito, hoy nos centraremos una de ellas: ¿Cómo se enfrenta un escalador al fracaso?


En la práctica de la escalada se asciende por una línea buscando alcanzar la cima, ya sea de una montaña, una pared o un bloque de roca. Eso es el ideal, escalar y alcanzar la cima, y a veces sucede así pero otras tantas veces no. Lo que sucede habitualmente cuando se escala es experimentar caídas, seguramente unas cuantas veces, y sobreponerse a ello.


En la práctica del búlder (escalada de bloques de piedra sin cuerda y con la protección de una colchoneta) lo habitual no es alcanzar la cima de los bloques al primer intento, lo cotidiano es caer casi en cada paso de la secuencia. La escalada puede entenderse entonces como una exposición constante al fracaso, un entrenamiento para la frustración. Vamos a caernos, a fracasar, a no conseguir nuestro propósito al primer intento, vamos a pelearlo paso a paso. Y a eso nos vamos a acostumbrar, no suelen salir los proyectos a la primera, tienen un número de intentos necesarios; y si no nos lesionamos, cada intento suma y nos acerca más al éxito.


Para un escalador un fracaso no significa el fin del proyecto, un fracaso es una parte habitual incluida en el proceso de alcanzar el éxito. Para los escaladores va como un guante la frase que dice, “
Inténtalo, fracasa, no pasa nada, inténtalo de nuevo, fracasa de nuevo, fracasa mejor, y así hasta que lo consigas”. Un escalador no se derrumba frente al fracaso, está habituado a ello, y sabe cómo gestionarlo, cómo hacer para fracasar mejor en el próximo intento hasta alcanzar el éxito.


Esta peculiar manera de entender el fracaso y gestionarlo puede adquirirse de otras muchas maneras, pero es una constante en el cerebro de los practicantes de escalada adquirida de manera inconsciente que les permite manejarse mejor con los reveses de la vida. Se adquiere poco a poco sin apenas darse cuenta mientras practicamos esta emocionante actividad que es escalar en cualquier modalidad.


Filosofía de Aventura

Puede ser que muchas personas no encuentren atractiva la filosofía, eso de leer libros de antiguos pensadores que se perdían ellos solos en sus pensamientos y palabras extrañas... Frases y párrafos que hay que leer más de una vez para conseguir entenderlo... No pinta muy divertido, y para los jóvenes quizás menos aún...


Sin embargo sucede que la filosofía forma una parte muy importante de nuestra vida aunque no lo sospechemos siquiera. Si supiéramos cómo y cuánto nuestros pensamientos influyen en nuestras emociones, y en la manera de disfrutar nuestra vida o padecerla, quizá les prestáramos más atención y aprendiendo a pensar mejor consigamos vivir mejor. Sobre esto va a tratar este espacio, y para hacerlo más atractivo, más vivo y emocionante, relacionaremos diferentes reflexiones filosóficas con las actividades de aventura.


¿Qué beneficios puedo obtener yo, o mis hijos, de la montaña y las actividades de aventura?


Supongamos que somos animales, unos monos sin pelo, seres de la naturaleza, muchos “condenados” a vivir en un medio alejado de la naturaleza, de la tierra, del verde, del agua. Viéndolo así resulta fácil entender que muchos madrileños estén atacados de los nervios y todos los fines de semana invadan desesperadamente La Pedriza y la sierra de Madrid en general. Habrá quien viviendo en Madrid note que su estado de ánimo se vea afectado por la ciudad y su estrés, necesite salir al verde, respirar otros aires, vivir a otro ritmo. El monte, la montaña, la naturaleza, tiene su propio ritmo de vida, y al entrar en estos espacios su ritmo nos invade y nos calma. ¿Lo habéis experimentado alguna vez?


Inducirnos a un ritmo de vida más pausado y benevolente no es el único efecto que obtendremos de nuestro contacto con la naturaleza. Hay muchos más efectos curiosos que tienen las actividades de aventura sobre la actitud y personalidad de quienes los practican: (pincha en los títulos o imágenes)


miércoles, 17 de febrero de 2016

Cielo e infierno

Cuenta una historia que un joven guerrero Samurái se paró respetuosamente ante un anciano maestro Zen y dijo: “Maestro, enséñame sobre el Cielo y el Infierno”.

El maestro se volteó rápidamente con disgusto y dijo:“¿Enseñarte a ti sobre el Cielo y el Infierno? ¡Pues dudo que ni siquiera puedas aprender a evitar que tú propia espada se oxide! ¡Tonto ignorante! ¿Cómo te atreves a suponer que tu puedes entender cualquier cosa que yo pudiera tener que decir?”

El anciano siguió así, lanzándole cada vez más insultos, mientras que la sorpresa del joven espadachín se convertía primero en confusión y después en ardiente coraje, aumentando por momentos más y más. Maestro o no maestro, ¿quién puede insultar a un Samurái y vivir?

Finalmente, con los dientes apretados y la sangre casi hirviendo de rabia y furia, el guerrero ciegamente, desenfundó su espada y se preparó para acabar con la lengua filosa y la vida del anciano, todo en un solo golpe de furia.


En ese mismo instante, el maestro miró directamente a sus ojos y le dijo suavemente: “Ése es el Infierno”.

Hasta en la cúspide de su rabia, el Samurái comprendió que el maestro de hecho le había dado la enseñanza que él había pedido. Lo había llevado al Infierno viviente, conducido por un coraje y ego incontrolable.

El joven, profundamente impactado, guardó su espada y se inclinó en reverencia a este gran maestro espiritual. Mirando hacia arriba y viendo la cara anciana y sonriente del maestro, sintió más amor y compasión que en cualquier momento de su vida.

En ese momento, el maestro levantó su dedo índice y dijo gentilmente:

Y ése es el Cielo

¿Dónde están entonces el cielo y el infierno?

lunes, 8 de febrero de 2016

Adapta tu ritmo de vida

Quizás te haya pasado alguna vez que tienes la sensación de que tu vida va demasiado rápido, o que por el contrario va demasiado lenta, te aburre o tienes la sensación de que no pasa absolutamente nada interesante en tu día a día.


Hoy en día, en un mundo que pretender globalizar y estandarizar todo, puede que el ritmo de vida de algunos lugares no encaje con el ritmo ideal para todas las personas. No suena muy descabellado ¿verdad? Quizás el ritmo de vida que llevas actualmente no lo has elegido tú sino que lo has adoptado sin darte cuenta del ritmo de vida del lugar donde vives.

El caso es que una vez que lo adoptas cuesta un poco darse cuenta de ello, salvo que nuestras emociones nos avisen de que algo no va tan bien como pudiera.


Es fácil verlo en una actividad tan sencilla como montar en bici. Supongo que habrás experimentado esta actividad en más de una ocasión y te habrás dado cuenta de que hay veces que vas más rápido y otras veces más despacio. Es más, según el objetivo del momento estableces un ritmo u otro, hay veces que la velocidad prima sobre el esfuerzo o cansancio y otras veces lo que interesa es no llegar reventado al destino.

¿Eres consciente de elegir un ritmo de vida acorde a tus objetivos? ¿Eliges el ritmo de vida de tu día? ¿O te sumerges en la rutina y te dejas arrastrar por el ritmo que marca?


Simplemente piénsalo si quieres, y elige. Tu vida es tuya, disfrútala a tu ritmo.

domingo, 3 de enero de 2016

Cómo definir buenos objetivos


A principios de año es común fijarse nuevos propósitos para el año que empieza. Lo excepcional suele ser conseguir llevarlos a cabo o mantenerlos más allá de unos cuantos días. Para ayudarnos en la tarea de conseguir avanzar en nuestros propósitos existen varias herramientas mentales. Es indispensable determinar nuestra actitud y responsabilidad, asumir que para que algo cambie la mayor responsabilidad sobre ello es nuestra. Sin duda, una correcta disciplina nos ayudará también a seguir avanzando y esquivar las distracciones que surjan por el camino. Quizás pensar en la disciplina como la simple negación de nuestros deseos sea duro, quizás nos ayude más poder comprender la disciplina como nuestra capacidad para elegir entre lo que más queremos y lo que queremos ahora.

Mantener nuestra actitud, entrenar la disciplina y aceptar nuestra responsabilidad sobre nuestros propósitos nos mantendrán en el buen camino, pero aún hay más cosas que podemos hacer para avanzar de mejor modo en este camino. Transformar nuestros propósitos en buenos objetivos nos permiten enfocar y dirigir mejor nuestra actividad, y nos permiten también medir nuestro avance. Si queremos que nuestros propósitos no sean simples deseos sino objetivos a cumplir en este 2016 podemos servirnos también de una buena manera de fijar y definir objetivos. Se conoce como el método SMART, estas siglas en inglés se traducen como astuto, inteligente o elegante, y cada letra representa un concepto a tener en cuenta a la hora de definir nuestros objetivos.


S de Sencillo: Nuestros objetivos tienen que tener una definición sencilla, es más fácil dirigirse hacia un objetivo claro y sencillo que hacia una idea abstracta y poco definida. Si para un mismo propósito tenemos que dividirlo en varios objetivos sencillos, nos ayudará a orientarnos mejor que el tener una vaga idea difusa sobre lo que queremos conseguir. Por ejemplo, mejorar nuestra salud no es un objetivo definido de manera sencilla, mejorar nuestra salud es un concepto amplio que puede abarcar muchos campos. Ir al gimnasio, comer sano, sustituir costumbres poco saludables, serían objetivos más sencillos y concretos que se incluirían en el propósito original mejorar nuestra salud. Aún así estos objetivos son todavía mejorables como veremos a continuación.

M de Medibles: Nuestro cerebro agradecerá que le fijemos unos objetivos cuantificables antes que esas ideas abstractas y poco concretas. Mejor si son medibles en el tiempo y en el espacio, objetivos así serán mejor acogidos por nuestro cerebro al poder identificar cuándo los hemos alcanzado o cuánto nos falta para ello. Siguiendo con el ejemplo anterior, Ir al gimnasio no está bien definido simplemente así, ir al gimnasio dos horas cinco días a la semana está mejor definido. Y aún podremos mejorar aún más nuestra definición de objetivos.


A de Alcanzables: Los objetivos tienen que ser alcanzables, de nada sirven objetivos muy ambiciosos e imposibles. Si nos fijamos objetivos imposibles de alcanzar nos invadirá el desánimo justificado, y entonces nuestro cerebro se armará de razones y justificaciones que nos harán desistir de nuestro empeño. No parece sensato proponernos ir al gimnasio todos los días cuatro horas si en nuestra agenda no hay manera de hacer espacio para ello. Ver que no cumplimos nuestros objetivos no ayuda a nuestro ánimo, es preferible marcarse objetivos sensatos que podamos cumplir y así ver recompensados nuestros esfuerzos.

R de Retadores: Está bien que los objetivos que nos fijemos sean alcanzables, pero también tienen que estimularnos y retarnos de algún modo. De la misma manera que no sirven objetivos inalcanzables, de poco sirven objetivos que podamos cumplir sin esfuerzo ni dedicación alguna. El esfuerzo tiene una parte positiva y es que las resistencias superadas nos demuestran nuestra fortaleza y nuestra capacidad de superarnos. Si no intentamos nada nuevo o que nos suponga un esfuerzo nos perderemos estas mejoras en nuestra fortaleza. Sin objetivos que nos motiven a superarnos es más difícil mantenernos caminando. Un buen objetivo es aquel reto que está a nuestro alcance y a nuestra altura! Si podemos ir sin esfuerzo tres días por semana dos horas al gimnasio, quizás el reto esté en hacer hueco para un cuarto o incluso quinto día.


T de Temporales: Un objetivo es mejor cuando tiene una fecha límite en el tiempo, como bien dice la frase "La diferencia entre un sueño y un objetivo es una fecha". Al igual que nos ayudan los objetivos medibles, saber que hay una fecha límite y que tenemos un tiempo limitado para ello nos ayuda a dosificar y gestionar nuestras acciones de mejor manera. Tener una meta definida nos ayuda a mantener la atención y la motivación. Siguiendo con nuestro ejemplo, fijarnos alcanzar las dos horas cinco días a la semana en el gimnasio para principios de Marzo y mantenerlo así hasta Junio puede ser un buen ejemplo de un objetivo mejor definido. Tendremos dos meses para conseguir estabilizar el reto de cinco días a la semana y luego cuatro meses para mantener ese ritmo.

La herramienta SMART para ayudarnos a definir nuestros objetivos probablemente tenga más interpretaciones, quizás podáis encontrar otras, estás nos parecen bastante válidas y útiles. También es inteligente y adecuado segmentar los propósitos del nuevo año en objetivos para cada trimestre o mes, y estos a su vez quizás pueden segmentarse en semanas. Siempre que nuestro cerebro vea un fin alcanzable y podamos medir nuestro avance nos ayudará a seguir avanzando y mejorando, a todos nos sienta bien notar que avanzamos, por eso es recomendable fijarse metas parciales.


Sobra decir que establecer objetivos que nos motiven puede no ser tarea fácil y algo que se pueda hacer en cualquier momento. Nuestro cerebro ordena la importancia de las cosas en nuestra vida en función del tiempo y atención que le dedicamos. Así pues, si dedicamos un tiempo tranquilo y de calidad a definir nuestros objetivos y sus condiciones, el cerebro lo archivará como algo importante para nosotros. De este modo le dará más prioridad, que si simplemente, nos proponemos sin más alcanzar los propósitos más típicos que todo el mundo dice fijarse para el año nuevo.


Alguien dijo una vez que lo que hace interesante la vida es la posibilidad de cumplir nuestros sueños, así pues, a por ellos! Feliz vida! ;)

Síguenos en Facebook e Instagram para estar al tanto de todas las novedades de nuestra Academia y Club de Calidad de Vida!